Forjados

En lo relativo a protección contra el fuego o protección pasiva, los sistemas constructivos se clasifican en estructurales (se le exige capacidad portante en caso de incendio), cerramientos (función delimitadora o separadora de volúmenes con requerimientos de aislamiento e integridad) y mixtas (que es el caso de un forjado resistente al fuego, donde se le puede exigir capacidad portante, integridad y aislamiento térmico).

Un forjado, generalmente por su masa y construcción normalizada, ya dispone de una cierta resistencia al fuego, y en muchos casos, esta resistencia es insuficiente bien porque el edificio ha sido construido con normas antiguas o bien porque se ha producido una modificación normativa o un cambio de uso que necesita de exigencias mayores. En esos casos, lo normal es suplementar la resistencia al fuego de ese forjado mediante la proyección por la parte inferior de diferentes tipos de morteros ignífugos, como por ejemplo mortero de vermiculita o mortero de lana de roca; o bien, suplementado la resistencia al fuego natural del forjado con la instalación de un falso techo resistente al fuego.

En el db-SI del Código Técnico, está contemplado en diferentes tablas la resistencia al fuego certificable e intrínseca de determinados tipos de forjados normalizados, tanto losas macizas, forjados unidireccionales, forjados bidireccionales. Es en el proyecto, donde los técnicos han de definir la resistencia al fuego que se le exigirá a cada forjado y si ésta no fuese suficiente, habría que suplementarla mediante las diferentes opciones disponibles (morteros ignífugos, falsos techos, etc). La resistencia al fuego de los forjados de hormigón varía de acuerdo con su densidad, grado de humedad, composición y los factores de tamaño y distancia al borde del eje de la armadura metálica

Así mismo, no hemos de olvidar:

* Que la resistencia al fuego de un forjado, es la suma de la que aporta individualmente el forjado y el mortero ignífugo; y que el conjunto es lo que hay que certificar y estar contemplado en el ensayo oficial

* Que la superficie ha de estar libre de polvo y seca para garantizar la adherencia del mortero ignífugo

* Es muy importante, que la hidratación de los morteros ignífugos sea la recomendada por el fabricante

* Se ha de instalar una malla nervometal donde sea requerido, ya que en ocasiones son necesarios la aplicación de elevados espesores de morteros, a la vez que no hemos de olvidar, que los forjados están sometidos a diferencias de temperatura, vibraciones y dilataciones que pueden ocasionar el desprendimiento de los morteros ignífugos, reduciendo localmente su resistencia al fuego.

Cuando por superficie, uso del edificio, sistemas de evacuación, altura de evacuación, etc se determinan varios sectores de incendio, los forjados que sean separadores de sectores de incendio diferentes, se le exigirá no solo aislamiento e integridad, sino también capacidad portante; es decir, REI

En los almacenes de ATEFUER en Tenerife, Las Palmas y Fuerteventura, le podremos asesorar sobre las diferentes soluciones constructivas disponibles para mejorar la resistencia al fuego de los siguientes tipos de forjados:

* Forjado de hormigón tradicional

* Forjado de hormigón con bovedillas de poliestireno expandido

* Forjado con chapa colaborante

En determinadas ocasiones, para garantizar la adherencia del mortero ignífugo al soporte o evitar desprendimiento con el movimiento, vibraciones y dilataciones de los edificios, es necesario la instalación de una malla metálica nervometal antes de la proyección del mortero ignífugo.

Las soluciones de protección al fuego en forjados, de la misma manera, han de estar respaldadas por un ensayo oficial emitido por un laboratorio homologado e independiente, a la vez, que le recordamos, que en el caso particular de Canarias, existe una normativa que exige que todas las instalaciones de protección pasiva, sean ejecutadas y mantenidas por personal cualificado y homologado ante el Gobierno Canario (si necesitas mas información de la normativa Canaria, pulsa aquí)

En los almacenes de ATEFUER en Las Palmas, Tenerife y Fuerteventura le podremos gestionar sus necesidades en morteros ignífugos para la protección al fuego de un forjado, así como para el resto de soluciones en protección pasiva, como por ejemplo; tabiques y trasdosados (compartimentación), protección estructural, conductos de ventilación, conductos de extracción de humos, franjas de encuentro, falsos techos resistentes al fuego, pinturas intumescentes, sellados de penetraciones, etc; así como igualmente dispone de grandes existencias para suministro inmediato con garantía de Pladur o placa de yeso laminado, falsos techos registrables (lana mineral, lana de roca, escayola, metálico, madera, viruta de madera, etc), aislamiento térmico y acústico (fibra de vidrio, lana de roca, lana mineral, poliestireno extrusionado, aglomerado de poliuretano, etc), impermeabilización (láminas asfálticas, geotextiles, láminas drenantes, emulsiones, etc), herramientas, accesorios, etc ofreciendo así un umbral de servicio sin competencia en todas las Islas Canarias, ya que si lo desea le podemos resolver sus necesidades en La Palma, La Gomera, Lanzarote y El Hierro.

Si necesitas más información sobre forjados resistentes al fuego o protección pasiva, te interesa nuestras ofertas o su precio, necesitas asesoramiento, un presupuesto o un pedido, pulse aquí y contacte con nosotros o si lo prefiere, venga a conocer los almacenes de ATEFUER en Fuerteventura, Las Palmas y Tenerife y estaremos encantados de atenderte personalmente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR